25 nov. 2009

Fuerza Mayor

Después de la sesión dedicada el Lunes a trabajar las situaciones de superioridad en ataque, hoy habíamos diseñado un trabajo específico de defensa presionante.

Mis jugadores tienen entre sus virtudes la buena intensidad defensiva. Es de lo mejor que hemos tenido en nuestros partidos de esta temporada, todos se esfuerzan mucho en defensa.

Como digo, el trabajo de hoy iba orientado a que complementase el del lunes de forma que nos vayamos acostumbrando a mejorar nuestra capacidad defensiva para generar ventajas que podamos aprovechar en ataques rápidos.

Pero los elementos nos han hecho la puñeta. A pesar de que el parte meteorológico era favorable, ha lloviznado lo suficiente para que nuestra pista, ya de por sí bastante deslizante, se tornase peligrosa para los jugadores.

Así que, tras unos 20 minutillos de trabajo de calentamiento en pista (carrera, bandejitas, saltos y tiro) nos hemos tenido que recoger. De todos modos, no ha sido una sesión perdida. No tenemos demasiadas horas de trabajo y hay que tratar de aprovechar como sea las pocas que tenemos.

Después de dar la sesión física por perdida, he reunido a los muchachos "a cubierto" y hemos dedicado un buen rato a explicar la filosofía defensiva que queremos desarrollar usando una pizarra y un par de rotuladores.

Luego hemos vuelto a subir a la pista (dejó de llover) donde, aunque el suelo seguía estando resbaladizo, hemos podido ensayar un poco (y al paso) lo explicado respecto a la defensa presionante.

El Viernes no tenemos entrenamiento. Jugamos de nuevo fuera de casa (el calendario es caprichoso) si no llueve claro. El rival, como nosotros, no disfruta de pista cubierta donde jugar.

No hay comentarios: