6 feb. 2011

Me duele y Me Enorgullece

Siempre que la gente me pregunta "¿De donde eres?" me resulta muy difícil responder. La vida itinerante de infancia y adolescencia no me ha dejado marcado como de un sitio concreto. Me siento Español, pero poco más...

O eso decía yo. Resulta que, además de Español, me siento de Zamalek. Fueron 6 años (en dos épocas distintas) los que viví en ese barrio de El Cairo y me marcaron para siempre (y para bien).

Egipto no suele estar de actualidad. Un sitio tranquilo, con un gobierno estabilísimo y moderado durante muchos años que sólo aparece en las fotos para que se alabe a Hosni su labor de mediación en oriente medio.


Y ha pasado lo que ha pasado. No lo veíamos venir. Ni siquiera cuando escuché el pasado Abril a unos amigos comentar:
¡Este se ha creído el faraón! ¿Pues no quiere colocar a su hijo como gobernante?
Pues ha pasado lo que ha pasado y llevo varios días desconcertado. La emociones vienen y van por oleadas sin que pueda anticipar lo que me sobrevendrá después:
  • Esperanza (por el futuro del país).
  • Orgullo: por el civismo y la extraordinaria paciencia de los manifestantes. Aunque siempre he dicho que los egipcios comunes son "gente buena de verdad", nadie lo creía. El daño de los estereotipos.
  • Comprensión: Tras el Discurso de Mubarak, el jueves pasado. Nunca me cayó del todo mal Hosni. Es verdad que es el jefe de un régimen pseudo-dictatorial, que tiene unos cuantos crímenes de los que responder... pero... me caía simpático. Y estaba claramente poseído por el espíritu del "Salvador de la Patria". Pobre hombre, pensaba yo. Que lo dejen irse en Septiembre y santas pascuas. Luego llegó lo impensable.
  • Ira: La salvaje reacción de los "pro-Mubarak" (policías corruptos y amigos de los mismos) me dejó profundamente marcado. Todo atisbo de simpatía por la figura del presi desapareció.
  • Dolor, Vergüenza, Incomprensión: ¿Cómo ha podido pasar esto? Siendo los egipcios gente tranquila, paciente hasta el exceso, la viva encarnación de Maalesh... ¿Cómo han podido llegar a esto?
Tras este torbellino, hago un par de apuntes para los que no estén muy familiarizados con el país:
  1. Falsa dicotomía: La Alternativa al régimen NO SON los Hermanos Musulmanes. Sin duda son el único grupo opositor organizado del país (algo alimentados por el régimen, por aquello de tener enemigos). La alternativa es la DEMOCRACIA. Los Islamistas son una minoría (muy minoritaria hace 20 años) que ha ido ganando seguidores gracias a las sucesivas decepciones que han tenido con Occidente (Palestinos, Iraquíes, Israel...). No parece probable que tomasen el control del país. La mayoría de los egipcios no lo quieren así y recahazan rechazan profundamente la idea de un "Irán". Quieren DEMOCRACIA, 
  2. La Bondad: Esta foto se tomó el Jueves en la plaza Tahrir, a la hora del rezo del atardecer.

Los que forman el cordón humano son Cristianos Coptos, protegiendo el rezo de sus compatriotas musulmanes de las piedras de los pro-Mubarak. Eso, amigos... esa es la esencia del Egipto del que me siento parte....

Sin duda, sobre las demás emociones, me domina la Esperanza...

2 comentarios:

pib3x100 dijo...

¿Valdrá para algo?

Bakshish dijo...

Por lo pronto ha servido para que exista la oportunidad de que tengan una democracia.

Y el comportamiento de casi todos los implicados ha sido modélico en cuanto a ejemplo cívico.

Dará que pensar a más de uno que creía que con controlar los medios de comunicación habituales, bastaba para controlar sus sociedades.

El mundo ha cambiado y no tengo claro que nuestros gobernantes sepan cómo afrontarlo...

Eso es bueno ¿no?