10 feb. 2011

¡Al Abordaje!

Tras una racha de cinco derrotas consecutivas, anoche tuvimos una nueva oportunidad de redención moral. Recibíamos al CB Gelves (partido aplazdo por la lluvia en su día) que había asegurado su clasificación para la siguiente fase ganándonos hace diez días.

Afrontábamos el partido con mucha incertidumbre. ¿Qué cara mostraríamos? ¿El desánimo seguiría haciendo mella en los chicos? ¿Volveríamos a disfrutar jugando?


La primera sorpresa se dió antes de comenzar el partido. Gelves se presentaba con apenas 5 jugadores (varias lesiones se han cebado con su equipo). Algunos pueden pensar que eso equivale a victoria fácil.

Craso error, aún recuerdo cómo perdimos un partido esperpéntico (siendo jugador) contra un equipo de 4 (incluyendo un cojo). Primera consigna: CONCENTRACION e INTENSIDAD
(¡Qué aburridos somos los entrenadores!)

CNS 75 - C.B. Gelves 44


Para variar, arrancamos con el turbo puesto (13-6 en el min. 7). Aprovechando bien la enorme superioridad física de nuestro juego interior, castigábamos una y otra vez el aro rival. Sólo nuestras dificultades para frenar el juego del base rival impidieron que llegásemos con una ventaja clara al final del primer cuarto (17-13).

El segundo cuarto, con los nervios fuera del cuerpo, el equipo se soltó el pelo para arrollar al rival (6-0 de salida). Con la anotación muy compensada y haciendo gala de una buena intensidad en la presión, conseguimos endosarles un parcial de 20-7 para llegar al descanso con 17 puntos de ventaja.

Sin pretenderlo, el equipo se relajó un poco a la vuelta del descanso. Eso permitió a Gelves imponer su ritmo para ir limando la diferencia hasta dejarla en 14 puntos antes de encarar el último cuarto (14-17 en el parcial).

Un 7-0 en 3 minutos dio muestras claras de que el equipo no estaba dispuesto a dejarse ir como en otras ocasiones. Las cosas se ponían muy de cara y para más facilidades, el rival se quedaba con 4 jugadores (uno de ellos fue eliminado por faltas) con 7 minutos por jugarse.

De ahí en adelante el partido se convirtió un un festival anotador de los nuestros donde todos querían su cuota de participación y hasta el debutante infantil se dió el gusto de enchufar 2 triples. Cerramos éste último cuarto con un muy contundente 24-7.

En resumen, fue una noche de "baño y masaje" para nuestra maltrecho amor propio. Que nos dure.


No hay comentarios: