31 jul. 2008

El mar...


No ocupamos del Mar (Javier Krahe):
"Nos ocupamos del mar
y tenemos dividida la tarea.

Ella cuida de las olas
yo vigilo la marea

Es cansado,

por eso al llegar la noche
ella descansa a mi lado


mis ojos en su costado."
Con 10 años me parecía que ésta canción de Krahe (cantada por Alberto Pérez) era aburrida. Era un contrapunto dentro de un compendio de canciones divertidas (Marieta, Un burdo rumor, Villatripas, ...) que componían La Mandrágora.


Siempre asocio esa cinta (y a sus cantantes) con largos viajes en coche, a través del desierto, para llegar hasta Sharm el Sheikh. A mediados de los 80, el viaje desde El Cairo era bastante aventurero (cruzar el canal de Suez, llenar bidones de gasolina por si acaso, controles de la ONU, ...).

Y al llegar allí, un hotelillo cutre en mitad de la nada. Con sus bungalows sin aire acondicionado, un guía de submarinismo Suizo y hippie con un mono por mascota... Y el paisaje menos exhuberante de la tierra...

Al llegar a la "playa" - en coche, por pistas de tierra, cargando con nevera, sombrillas y bártulos - todo cambiaba. De la aridez absoulta del entorno fuera del agua se pasaba a la variedad de formas y colores más alucinante bajo el mar...



Con el inevatable desarrollo turísitico del lugar, irse hasta este sitio ha perdido ese encanto de lo indómito. Incluso hay quien se va hasta allí para pasarse el día en la piscina tomando daikiris cuando, en palabras de mi amigo Fletán:
Tengo la sensación de que todo el tiempo que no pase dentro del agua es tiempo que he perdido.
A pesar de la transformación del entorno fuera del agua, lo que hay debajo sigue siendo maravilloso. Un viaje totalmente recomendable. Con un poco de suerte se puede uno encontrar con una tortuga o un tiburoncete...

Y al volver, si uno escucha la canción de Krahe... lo mismo ya no es tan aburrida ;)
"Todas las cosas tratamos
cada uno según es nuestro talante.

Yo lo que tiene importancia
ella todo lo importante.

Es cansado,

por eso al llegar la noche
ella descansa a mi lado

y mi voz, en su costado."

No hay comentarios: