26 abr. 2010

Duda y Apertura de Mente

Me parece que lo que se requiere es un exquisito equilibrio entre dos necesidades en conflicto: el escrutinio más escéptico de todas las hipótesis que se nos sirven y, al mismo tiempo, una gran apertura a las nuevas ideas.

Obviamente, estos dos modos de pensamiento están en cierto conflicto. Pero si eres capaz de ejercer sólo uno de estos modos, sea cual sea, estarás en un grave problema. Si sólo eres escéptico, entonces no penetrará en ti ninguna idea nueva. Nunca aprenderás nada nuevo. Te convertirás en un viejo cascarrabias convencido de que la estupidez domina el mundo. (Hay, por supuesto, muchos datos que te apoyan).

Pero de vez en cuando, tal vez una vez de cada cien casos, una nueva idea aparece en el mercado, es válida y maravillosa. Si tienes demasiado hábito de ser escéptico, la pasarás por alto o te molestará, en cualquier caso te plantarás ante el camino de la comprensión y el progreso.

Por otra parte, si estás abierto al punto de la credibilidad y no tienes nada de sentido escéptico dentro de ti, no podrás distinguir las ideas útiles de las que no tienen valor. Si todas las ideas tienen igual validez, entonces estás perdido, debido a que entonces, en mi opinión, ninguna idea tendría validez en absoluto.
Carl Sagan (vía Ciencia Kanija)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

dime que no todo lo que has escrito pertenece al Sagan.



El amante enmascarado

Iacchos dijo...

Supongo que la cita corresponde al libro "El mundo y sus demonios", del Dr. Sagan.

En ese mismo libro también escribió algo que puede que te sorprenda, Bakshish:

"En el momento de escribir estas líneas hay tres afirmaciones en el campo de la percepción extrasensorial que, en mi opinión, merecen un estudio serio:

1. Que sólo con el pensamiento los humanos pueden afectar (levemente) a los generadores de números aleatorios en los ordenadores.
2. Que la gente sometida a una privación sensorial ligera puede recibir pensamientos o imágenes «proyectados».
3. Que los niños pequeños a veces hablan de detalles de una vida anterior que, si se comprueban, resultan muy precisos y sólo podrían haberlos sabido mediante la reencarnación.

...

Las tres citadas tienen al menos un fundamento experimental, aunque todavía dudoso. Desde luego, podría equivocarme."

Sobre el tema de la influencia de la intención mental sobre la materia podría dar algunos datos interesantes, pero como este no es mi blog, no quiero abusar...

Anónimo dijo...

Me he encontrado con este tema recientemente, el de la influencia de la conciencia sobre la materia y parece que no es para tanto: los físico empioezan ha desarrollar teorías para los que este requisito no es ningún requisito.


¡Menos mal!

El amante enmascarado

Bakshish dijo...

@amante enmascarado: Efectivamente, es todo de Sagan. Contraviniendo mis normas habituales, me dio por ponerlo aquí. Me llamó mucho la atención.

@Iacchos: tu nunca abusas amigo. Cualquier dato que tengas es bienvenido (o ponlo en tu blog, wue está más abandonado que Marco).

Pero hay que aclarar que cuando Sagan hablaba de un estudio serio no sugiere, ni por asomo, influencias paranormales. Está hablando de ciencia pura y dura. Y como tal hay que entenderlo (sin Chi, ni Hartman ni Feng-Shui)

Iacchos dijo...

¿Por qué tanto miedo a lo paranormal? A aquellos que se toman la ciencia como dogma de fe (que los hay, y muchos), se les ponen los pelos como escarpias cuando oyen esa palabra. Según la RAE la palabra "paranormal" se refiere a fenómenos inexplicables para la ciencia actual, pero eso no significa que no lo sea en un futuro. De modo que lo que hoy es paranormal mañana puede dejar de serlo.

La influencia de la mente sobre la materia es un hecho paranormal porque actualmente la ciencia no puede explicarlo, y ya sabemos lo que pasa cuando eso ocurre. Mejor tacharlo de charlatanería, como cuando se afirmaba que caían piedras del cielo o se hablaba de los efectos "mágicos" producidos por las fuerza electromagnética. Eso ha ocurrido constantemente en la historia de la ciencia; hay mucha resistencia a aceptar nuevas ideas, nuevos paradigmas.

Bakshish dijo...

@Iacchos: Y dale con lo del "miedo a lo paranormal". Esa muletilla es la que gustan de usar los proponentes de ciencias oficiosas que sufren el acoso de contubernios científicos oficiales.

¿Miedo? Ninguno. Pero es que usar la etiqueta "paranormal" para referirse a cualquier fenómeno sin explicación científica sólida está traido por los pelos.

Me parece más riguroso hablar de fenómenos por explicar que invocar sistemas fuera de la realidad "normal".